La jurisdicción penal es uno de los pilares, junto con la civil y la contencioso-administrativo, que marcan la diferencia, tanto por la experiencia, como por la dedicación casi en exclusiva de uno de los compañeros del despacho de abogados Silgo Toral a dicha materia.
Se ofrecen nuestros servicios, desde la asistencia al detenido como visitas a prisión y asesoramiento especializado, en todo tipo de procedimientos, tanto en la fase de instrucción, diligencias indeterminadas, urgentes o previas, como en fase penal o de enjuiciamiento, procedimiento de enjuiciamiento rápido, abreviado, sumario y tribunal del jurado, así como todo tipo de recursos al amparo de la Ley de Enjuciamiento Criminal.